5 may. 2010

La Dieta de la madre influye en el riesgo del recién nacido en contraer alergias.

La Dieta de la madre influye en el riesgo del recién nacido en contraer alergias.


Comer muchos vegetales y frutas durante el embarazo se asocia con la reducción en la probabilidad de tener un bebé con ciertas alergias, los resultados de un estudio en Japón sugieren que:



El estudio encontró que los bebés nacidos de mujeres que comían grandes cantidades de frutas verdes y amarillas y verduras, y ricas en betacaroteno, tenían un riesgo reducido de nacer con eczema, una condición que causa que la piel quede seca, enrojecida y agrietada.


Por otra parte, los alimentos ricos en vitamina E, se encuentra en algunas verduras de hoja verde, se encontraron de manera similar a disminuir el riesgo de tener un hijo asmático.


Detalles del estudio


Los investigadores evaluaron el consumo de verduras y frutas durante el embarazo de 763 mujeres en edad temprana y con descendencia eccemica o alergias con dificultar respiratoria.


Las mujeres con 30 años de promedio de edad y alrededor de 17 semanas de embarazo cuando se informó de la historia personal y médica. Cuando sus hijos tenían entre 16 y 24 meses de edad, las mujeres proporcionaron datos del nacimiento y la lactancia, número de hermanos mayores, y la exposición al humo.


El equipo encontró que el 21 por ciento de los jóvenes tenían ruidos en el pecho o tuvieron un "silbido en el pecho en los últimos 12 meses", y menos del 19 por ciento tenían eczema.


Según los investigadores, las madres que consumían mayores cantidades de vegetales verdes y amarillos, frutas cítricas, o beta-caroteno durante el embarazo fueron menos propensas a tener un bebé con eczema.


Por ejemplo, tras considerar otros factores de riesgo de eczema, el eczema es más común entre los bebés de madres que comieron menos verduras verdes y amarillas - 54 y 32 niños, respectivamente.


Del mismo modo, un mayor consumo de vitamina E durante el embarazo se asoció con una menor probabilidad de tener un hijo asmático.


Los investigadores dijeron que aumentar la ingesta de vegetales verdes y amarillos, frutas cítricas, y antioxidantes como el beta-caroteno y la vitamina E entre las mujeres embarazadas "merece una investigación más en las medidas que posiblemente serían eficaces en la prevención de enfermedades alérgicas en los hijos."


Este estudio apoyó previamente y a lo largo del curso de la investigación que comer alimentos ricos en vitaminas y minerales, como las que se encuentran en las frutas y hortalizas, durante el embarazo puede recorrer un largo camino en la prevención en los niños de desarrollar alergias.


La lactancia materna es otra manera de asegurarse de que el bebé reciba la nutrición más sana posible.

Los bebés alimentados con leche materna suelen nacer con menos alergias en comparación con sus homólogos alimentados con fórmula. La leche materna contiene todos los nutrientes necesarios cruciales para un crecimiento saludable y ofrece protección contra las infecciones y enfermedades, que la alimentación con biberón no presta.


Detalles Libro de Investigación:


Miyake Y, Sasaki S, Tanaka K, Hirota : El consumo de hortalizas, frutas y antioxidantes durante el embarazo y los eczemas y ruidos pulmonares en lactantes. Alergia 2010.

Traducido por: Hayat al'andalusia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada