4 ago. 2010

Hindaba (achicoria/ escarola)

Hindaba (achicoria/ escarola)





El temperamento de la Hindaba cambia según la temporada. Es fría y húmeda en invierno, caliente y seca en verano y templada en primavera y otoño. En general, la Hindaba es fría y seca. La Hindaba es beneficiosa y enfría el estómago y causa estreñimiento. Cuando la Hindaba, especialmente la salvaje Hindaba, se cocina y se come con vinagre, que constriñe aún más y es más favorable para el estómago además de vigorizante.


Cuando la Hindaba se utiliza como un vendaje, aliviará las inflamaciones gástricas, la gota y las inflamaciones oculares calientes. En los casos de picaduras de alacrán, la Hindaba ayuda cuando sus hojas y tallos son usados como vendaje.


La Hindaba también fortalece el estómago y abre los orificios en los riñones, el bazo, las venas y los intestinos. También aclara y purifica los riñones y ayuda en contra de diversos dolores fríos y calientes.


La agria Hindaba es lo mejor para el hígado, mientras que su extracto de ayuda contra icter (ictericia), sobre todo cuando se mezcla con extracto de hinojo húmedo. Cuando las hojas de Hindaba se oprimen en los lugares de inflamación caliente, se enfrían y se disipan. La Hindaba también limpia y limpia el pecho y disipa el calor de la sangre y la bilis irritada.


La mejor manera de comer es sin lavar la Hindaba con el fin de preservar sus eficaces ingredientes. La Hindaba funciona como un antídoto efectivo contra la mayoría de los venenos.


Cuando el extracto de Hindaba se usa como delineador de ojos, será claro y limpiará los ojos. Las hojas de Hindaba se utilizan en antídotos contra las picaduras de alacrán, y en contra de la mayoría de los venenos como hemos dicho. Cuando la Hindaba se exprime y el agua se mezcla con aceite, le ayudará en contra de todas substancias tóxicas en general. Cuando el tallo de la Hindaba se comprimen y se bebe su agua, le ayudará contra las picaduras de escorpión y avispas y contra la mordedura de serpiente. Por último, la savia de sus tallos blanquea el área blanca en el ojo.


Tomado de: La Medicina de El Profeta (la paz sea con él), por el Imam Ibn Al-Qayyim Jauziyah


Traducido del Inglés al Castellano por: Hayat al’andalusia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada